06.06.17
Críticas _ Teatro

¡Ay, amor divino!

Como en el living de casa

“Hacelo como en el living de tu casa, pero más fuerte y sin chocarte los muebles”. El consejo genial que alguna vez le diera China Zorrilla a Mercedes Morán sirve para enmarcar y dar color a esta velada de poco más de una hora con la actriz. En un unipersonal de gran categoría, Morán invita al público a repasar durante un rato el álbum de fotos de su vida, en donde recoge anécdotas de gran belleza y lucidez. La narrativa que impone ¡Ay, amor divino! se basa en una línea de tiempo en donde no faltan la candidez de la niñez, la rebeldía adolescente y el desordenado transitar amoroso de la etapa adulta.

Bajo la dirección de Claudio Tolcachir, la obra se convierte en una clase de actuación. Morán es una gran contadora de historias, que sabe llevar y transitar con el cuerpo y la palabra las instancias pasadas y presentes de su existencia. Apoyada por recursos técnicos que buscan ofrecer cercanía –como fotos de su infancia que sirven para presentar a los miembros de su familia o un compilado de apariciones en cine y tv durante su carrera– la línea de tiempo imaginaria se va tejiendo sin hacer que se pierda un minuto el interés.

Vestuario y escenografía acompañan como complementos que aportan destaque y refuerzan la narrativa. Elegante, la protagonista se desplaza sobre el escenario utilizando despreocupadamente sillas, sillones y otros objetos que son los hitos y estaciones de su recorrido personal. Se la ve cómoda, fresca y hablando de algo que le es tan ajeno como cercano, desglosando sus múltiples vidas desde una faceta de madurez actoral consolidada. El vestuario acompaña realzando su figura y otorgándole facetas de mujer sexy o reservada según el caso.

Para quienes siguen a la actriz, esta es una pieza que no pueden dejar pasar. Para quienes no, una bella crónica de vida con retoques y aditamentos propios del paso del tiempo en donde la memoria –esa compañera que con su caricia induce al olvido de lo malo– escribe una historia rica en risas, pasiones y ternura.

Teatro: Maipo – Esmeralda 443

 Funciones: Lunes 20.30 hs

 Entrada: Desde $250

 

calificacion_4

Pilar González | @MaPilarGonzalez

 Libro: Mercedes Morán. Producción artística: Lino Patalano. Dirección: Claudio Tolcachir. Asistencia de dirección y dramaturgia: Cinthia Guerra. Dirección de arte: Fidel Sclavo. Diseño de escenografía: Gonzalo Córdoba Estevez. Diseño de luces: Ricardo Sica. Diseño de video: Tito Egurza. Diseño de vestuario: Mónica Toschi. Coordinación musical y efectos sonoros: Pablo Palavecino. Edición de sonido y mastering: Diego Lozano. Realización corto “Muchas Mercedes”: Diego Ríos. Sastre: Alfredo Bologna. Modista: Marta Lizzano. Diseño maquillaje y peinado: Emmanuel Miño. Fotos: Machado – Cicala – Morasut. Actúa: Mercedes Morán. Prensa: Raquel Flotta.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.