10.02.10
Críticas

Hedwig and The Angry Inch

 

 

 

Hedwig and the Angry Inch

 

Dirección: Martin Alomar, Angeles Pouteau. Producción: Los Feliz. Elenco: German Tripel, Melania Lenoir. Banda en Vivo: Santiago Greco, Valeria Rose Cholvis, Osvaldo Tabilo, Cato Fandrich, Adrian Sanchez. Coreografía: Gustavo Carrizo. Dirección Musical: Gaby Goldman. Maquillaje: Juan Gasparini. Vestuario: Sol Canievsky.

 

Obra Musical de John Cameron Mitchell y Stephen Trask, convertida  en culto, devino en un film polémico que culminó afianzando a Mitchell tanto en la tarea de dirección como en el protagónico tan particular, permitiéndole abrir una nueva brecha en su carrera de dirección de cine. Tarea actoral encomendada en Argentina a el ex integrante de “Mambrú”, German Tripel (ganador del premio ACE a Revelación Masculina 2009) en el rol de Hedwig, un cantante transexual homenajeando al género “Glam” con precursores como Iggy Pop, Lou Reed y David Bowie.

 

Una búsqueda de orientación sexual, resolución de cuestiones anatómicas, sentimentales y profesionales. Hedwig se enamora constantemente de la persona equivocada, luego de destacarle a su madre, su pasión por travestirse y convertirse en un ícono musical. Emigrando desde Alemania socialista frente a la caida del muro, hacia los Estados Unidos, donde conoce al hijo de un militar, que lo ama y acepta, salvo por un pequeño detalle, una pulgada resultante de una operación de cambio de sexo.

Hedwig ahonda sobre temas relacionados al descubrimiento de la orientación sexual, a la libertad implicada para poder vivir en armonía frente a estas dificultades que la sociedad impone y no comprende, o no está preparada todavía para tan radical cambio. Hedwig se enamora de Yitza (Melania Lenoir), una mujer que quiere ser hombre, un ser que ha dejado gran parte de sus quehaceres y profesión por seguir a Hedwig, maltratada/o, tratada/o de manera insignificante y ningundeada/o.

 

La función entra en mayor contacto con el público gracias a la importante presencia de una banda en vivo, energiza a la dupla actoral en escena y junto con un juego de luces ofensivo hacia el espectador, logra el cometido deseado.

Melania Lenoir, en su rol de hombre, minimizado, esgrime a lo lejos acordes hasta un final que la tiene como protagonista, uno de los momentos más importantes y cautivantes de la obra.

Germán Tripel da la sensación de dejar “todo” en escena. Convincente sobre su rol de Hedwig, el ex integrante de la banda “Mambru”, ese cometido comercial surgido de un programa de televisión, ha incursionado recientemente en el género de la comedia musical gracias a su trabajo en Rent. Aquí, en Hedwig…, Germán convive con su personaje, interactuando con la audiencia a quien insulta, con quien bromea y por favor, les aconsejaría no llegar tarde a la función ni dejar sus celulares encendidos.

 

La obra ha sido presentada en el espacio cultural The Roxy, y ahora llega a la calle Corrientes, en el Metropolitan 2, por tan sólo 10 únicas funciones.

 

Teatro Metropolitan 2

Corrientes 1343 – Capital Federal

Tel: 5277-0500

Viernes 23.30 hs.

Sábados 00.30 hs.

 

Entradas desde $30.

 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.