20.09.18
Entrevistas _ Teatro

Entrevista a Luisa Ginevro, por Luciana Morelli

Luisa Ginevro, nacida en Mendoza, es Licenciada en Composición Coreográfica (UNA) y docente de danza contemporánea. El 19 de Septiembre estrena “Diálogo de la roca sola”, obra creada especialmente para el GEAM (Grupo de Experimentación en Artes del Movimiento), en el marco de la Segunda Edición del Premio Graduados a la Creación 2018 otorgado por el Departamento de Artes del Movimiento. En esta entrevista la directora adelanta de qué se trata su nuevo proyecto y cómo fue el proceso creativo.

Luciana Morelli (LM): ¿De qué se trata tu nuevo proyecto y cuáles fueron los materiales con los que trabajaste?

Luisa Ginevro (LG): Yo trabajo mucho con objetos, y esta obra tiene mucho de eso. No sólo la manipulación del objeto sino también la unión o el ensamble, la fusión de los cuerpos con los mismos. El tiempo que llevó esta obra fue mucho más acotado de lo que estoy acostumbrada, me llevó tan sólo dos meses, y trabajé con muchos más bailarines. Con respecto a la temática, esta obra tiene que ver mucho con lo geográfico, con lo paisajístico de mi lugar de origen. Con el desierto, la montaña, las alturas y lo árido. Ese mundo solitario que tiene la cordillera, el desierto y el movimiento que hay ahí, aunque no parezca.

LM: El titulo de la obra sugiere cierta paradoja acerca de esto. Como aquella frase “¿Hace ruido un árbol que cae si no hay nadie para escucharlo?”

 LG: Sí, y en particular me interesa el trabajo con el otre y lo dual. Aunque el otro no esté presente, uno puede estar consigo mismo también. Hay algo de lo dual y “lo dos” que es recurrente en mis trabajos.

LM: ¿Cómo fue el proceso de trabajo con el GEAM?

LG: La compañía está formada por estudiantes de la UNA, seleccionados mediante una audición, para los que implica acceder a un nivel de profesionalismo porque tienen que cumplir un horario, también reciben un incentivo con una beca y tienen la oportunidad de trabajar con diferentes coreógrafos y tomar distintas clases.

El proceso de trabajo nos tomó dos meses y fue en dos etapas. Primero tuvimos un encuentro antes de las vacaciones en el que probamos todas las ideas que yo había traído con un guión previo. Eso fue muy distinto a como yo venía trabajando. En general yo no tengo un guión previo, sino una idea a partir de la cual voy probando. Pero acá fue necesario definir la idea y el guión de antemano y, por más que después el guión se modificó, sí o sí tenía que tener ciertos momentos establecidos para probarlos. Entonces en esta primera etapa fui probando todo a ver si funcionaba y de lo que probé seleccioné algunas cosas. Después, en la segunda etapa, desarrollé cada momento, ordené el material y rearmé el guión.

Además, antes de venir a Buenos Aires, en Mendoza pude probar algunas ideas con el grupo con el que trabajo. Esto me ayudó mucho para tener un mejor panorama de lo que quería trabajar.

LM: ¿Cómo se da en esta obra la relación ente los cuerpos y los objetos que mencionaste?

LG: En esta obra el objeto protagonista es el papel y para eso convoqué a un especialista en papel, Alejo, que además es bailarín. Él me asesoró en cuanto a la técnica, qué tipo de papel usar, el nombre, cómo se usa, todo eso. Y después probamos el papel con los cuerpos, cómo se veía, etc. Lo que intentamos es darle vida al objeto papel con los cuerpos en movimiento.

LM: ¿Por qué elegiste el papel?

LG: En un comienzo había seleccionado más objetos, era una idea muy ambiciosa que se fue acotando. Fui probando y me di cuenta que mi idea de lo geográfico y el relieve se construía mucho mejor con el papel y que los otros objetos no sumaban.

LM: Las personas que vayan a ver este trabajo, ¿van a ver una obra de danza contemporánea?

 LG: No es una obra tradicional de danza contemporánea, e incluso algunas personas que la han visto me dijeron que podría ser una instalación. De hecho también trabajo con lo sonoro… No quiero contar mucho, pero trabajo con la sonoridad de los objetos también. Y la temporalidad. Todos los elementos que conforman la obra y la danza responden a esta geografía, a esta temporalidad de lo geográfico, al paisaje y sus elementos, al tiempo de la naturaleza. Yo estudié dos años geografía antes de dedicarme a la danza y me encantan los mapas, también me gusta ir a la montaña y sacar fotos, y en esta obra reúno todas estas cosas.
En la puesta también concurrimos mucho a la improvisación. A través de un guión con algunas pautas de cualidad de movimiento, los bailarines van resolviendo. La coreografía se va construyendo en el momento, digamos. Obviamente hay cosas que tienen que estar pero no está todo cien por ciento fijo.

©Luciana Morelli, 2018 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.