29.10.17
Críticas _ Teatro

Gordofobia, un musical obeso

Pareciera que los noventa han vuelto para quedarse, o al menos para ser escenario de las historias que se cuentan en los escenarios del teatro porteño. Un ejemplo claro de dicha situación sucede con Gordofobia, un musical obeso. Su director, y responsable del libro, Nicolás Sorrivas nos lleva nuevamente a la década nombrada para situar el tema de la gordura y las demandas de la sociedad con aquellos que no pueden estar a la altura de los cánones de belleza establecidos. Sin embargo, cabe mencionar que en la actualidad, y gracias a un avance y mejora continua, la llamada fobia a los gordos no tiene la gravedad ni la relevancia de décadas pasadas, aunque aún falte mucho por mejorar.

El relato convoca a la fiesta de cumpleaños número treinta de Leo (Cristian Centurión), un joven con algo de sobrepeso, quien se aísla de sus amigos y del mundo exterior por vergüenza de su cuerpo. Refugiado en su mejor amiga y compañía constante, la televisión, Leo se siente constantemente fuera de juego. Su ex novio lo engañó, desde dos puntos de vista: con otro hombre en un boliche, y operándose y pasándose al bando “de los flacos cancheros y con onda“.

Por otro lado, sus compañeros de trabajo no van a su fiesta, sus amigos no están presentes, e incluso esa caja boba que suele ser su refugio, se la pasa mostrando publicidades y programas donde los protagonistas venden la fórmula de la felicidad para bajar de peso y cuerpos esculturales como índice de lo que es bello y saludable. Para colmo de males, Leo recibe la visita de tres mujeres (tal vez las voces de su conciencia), quienes lo incitan a bajar de peso, a ser mejor, a ser perfecto.

La propuesta tiene buenas intenciones al reflotar lo importante que es el interior de cada persona y corrernos de lo que la sociedad pretende de cada uno, desde el físico hasta aquello que debemos consumir. Sin embargo se presenta como un plato algo agridulce, compuesto por demasiados estereotipos que se vuelven redundantes. Todo el argumento parece girar y ponerse a merced de los clásicos latinos que sonaban en los noventa, como si las canciones fueran las verdaderas protagonistas de la obra y no aquello que se quiere contar.

Vale destacar que el nivel actoral es bueno y muy parejo, la condición vocal de cada uno de los intérpretes se destaca en cada solo o canto grupal, y el primer protagónico de Cristian Centurión cumple a la perfección lo que se exige de él, aunque quien brilla dentro del elenco es Paula Zaurdo, con una dosis exacta de humor y talento.

Todo el contexto se lleva al extremo de lo absurdo y lo bizarro, características por excelencia de los dorados noventa. La escenografía y vestuario exactos y en tonos flúor para remarcar la saturación de momentos  de diversión, así como los atuendos de los protagonistas con la ropa holgada de quien oculta su cuerpo y aquel flaco canchero con la ropa al cuerpo dejando que todos lo admiren y quieran.

Otro punto favorable de la obra es la presencia de los músicos en vivo, quienes juegan continuamente con los intérpretes, atentos a la necesidad de cada uno. Ellos le dan un plus a una obra que por momentos puede volverse algo chata y repetitiva.

Podríamos así caracterizar a Gordofobia, un musical obeso como una comedia liviana para pasar un momento ameno donde reina el pop, el amor por la comida y a fin de cuentas, el amor por uno mismo.

Teatro: Maipo Cabaret – Esmeralda 449 – CABA

Funciones: Miércoles 21 hs

Entradas: $300

 

 

 

© María Paula Putrueli, 2017 

Dirección: Nicolás Sorrivas. Intérpretes:Cristian Centurion, Antonella Cherutti, Emmanuel Degracia, Patricia Lorca, Pedro Vega, Paula Zaurdo. Músicos: Facundo De Vedia, Lucas Herrera Fernández, Roberto Higinio Vanini, Lautaro Vergara. Peinados: Yanina Fuino. Fuino. Maquillaje: Melisa Para Pao Dessaner. Diseño de vestuario: Ana Revello. Diseño de escenografía: Dario Feal. Diseño de luces: Gonzalo Gonzalez. Creación de objetos:Javier CancinoJuli Sorrivas. Música original: Juan Ignacio López. Letras de canciones: Nicolás Sorrivas. Stage Manager: Eliana Fuino. Fotografía: Martín DichieraNadia Flijer. Comunicación:Marcelo BocciaCarlos MazalanAriel Zappone. Asesoramiento Creativo: Ivan Repicio. Asistencia de escenografía: Ana Tenaglia. Asistencia De Maquillaje: Laura BelloEliana Pozzi. Asistente de producción: Magali Battista. Arreglos corales: Cristian Centurion. Arreglos musicales: Juan Ignacio López. Producción ejecutiva: Lucas Carmenini. Diseño de coreografía: LulI BrIndIsI. Director musical: Juan Ignacio López.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.