07.10.17
Críticas _ Teatro

Yo Ramón

Un mensaje necesario

El ámbito educativo resulta ser proveedor de muchas situaciones desopilantes si está al servicio de la comedia y resulta más rico aun cuando a esto se le agrega un halo de misterio. Yo Ramón abarca tres historias conectadas por un mismo contexto y que van dejando preguntas por responder, lo cual resulta interesante y desafiante para el espectador, no solo porque apela a nuestra imaginación y necesidad de comprensión sino que además pone sobre la mesa temas de una contundencia difícil de evadir.

Al principio, es difícil entrar en el juego que propone Yo Ramón pero logra sostenerse por las típicas divertidas (y a la vez crudas) situaciones de aula que logran un buen contraste con eso que aparece por momentos de manera casi imperceptible y se instala sutilmente en el discurso del espectáculo.

Los personajes son variados y es un mérito para los actores lograr tal diversidad y disponibilidad, y aunque la construcción de sus personajes resulta en todos los casos estereotipada y con poca profundidad, es bastante efectiva en términos de comicidad.

La presencia de un Ramón que no aparece nunca funciona muy bien como pequeños y filosos cortes a las escenas delirantes que atraviesan estos profesores, alumnos y padres pero las transiciones entre una y otra parecen no responder satisfactoriamente a las necesidades de la obra. El relato logra momentos de entretenimiento pero también deja ver algunos problemas de dirección, estructura y  construcción de situaciones dramáticas.

Un buen final siempre es fundamental y Yo Ramón logra terminar con un mensaje por fin claro, atractivo  y de peso: aquello que no se ve pero ahí está y se cuela en las bases de nuestra formación como seres humanos, aquello que creemos que es ajeno pero es un germen que ha crecido con fuerza por generaciones. La anulación, la falta de información, la diversidad e intolerancia de ideologías.  Y es eso lo que Yo Ramón quiere ser y lo que busca: convocarnos como seres sociales.

Teatro: Del Borde Espacio teatral –  Chile 630 – CABA

Funciones: Viernes 21hs.

Entradas: $200.- / $150 estudiantes y jubilados.

 ©Florencia Fernandez Mora 

Dirección: Gabriela Villalonga. Dramaturgia: Gabriela Villalonga con aportes de los integrantes del grupo; Intérpretes: Gabriela Andrada, Fernando Atias, Cecilia Balmayor, Ornella Cardaci, Marianela Caresani, Pablo Guises, Diego Iglesias Fernández, Checha Kadener, Lola Mega y Ligüén Pires (Ganadora Premio María Guerrero Revelación 2017). Diseño Gráfico: Luciana Llado; Diseño y Realización de Iluminación: Florencia Carboni Diseño y Realización de Escenografía y Vestuario: Virginia de los Santos Fernández; Diseño y Realización Fotográfica: Gabriel Insaurralde;Supervisión Grupal: Lic. Gabriel Gendelman; Supervisión de Lenguaje Corporal y Movimiento: Hugo Armando Schettini; Asistencia Técnica: Antonella Loccisano Asistente de Dramaturgia y Dirección: AntonellaPlacenti; Prensa y Difusión: Simkin & Franco.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.