25.05.17
70º Festival de Cannes _ Festivales

70º Festival de Cannes: Parte 7

Una de cal y una de arena.

Como destacamos en la crónica anterior, ya no es novedad que este año el nivel de la Competencia Oficial es muy bajo. Fuera de la experiencia personal, con tan solo ojear promedios de críticos en publicaciones que se han tomado el tiempo de armar grillas con puntajes, sus resultados brindan un valor de 5,7 aproximadamente.

Ya tampoco quedan muchos films que puedan revertir esta tendencia. Entre ellos, la esperada The Beguiled de Sofia Coppola; L’Amant Double, la nueva de Francois Ozon; In the Fade, a cargo de Fatih Akin, o You Were Never Really Here, de Lynne Ramsay, quizás.

 

The Day After, de Hong Sang-soo (Corea del Sur, 2017 – Competencia Oficial)

El prolífico director coreano Hong Sang-soo presentó dos proyectos en esta edición del festival. Por un lado, Claire’s Camera (2017), fuera de competencia, una especie de experimento personal filmado durante el transcurso del festival del año pasado. Sólo cuenta con 69 minutos de duración y la participación de Isabelle Huppert, con quien ya había trabajado en su mejor film: In Another Country (2013). Claire’s Camera bien podría considerarse un ejercicio de campo de Sang-soo.

En cambio, The Day After (2017) es un largo en blanco y negro en el que Sang-soo despliega nuevamente su don para contar historias e indagar sobre las relaciones humanas, sobre todo las amorosas.

Sus relatos siempre se vinculan con parejas de amantes que, tras juntarse a tomar alcohol, al otro día -como en el título del film- comienzan a tener enredos amorosos de todo tipo, como en el de este caso: un escritor casado sale con una joven que trabaja para él en su editorial, pero ella deja de trabajar, emplea a otra y su pareja cree que el engaño era con esta última.

Luego de In Another Country, en la que mostró algo diferente, como viajar a distintas regiones y trabajar con una actriz francesa del tamaño de Huppert, en The Day After, por más que es un film por demás placentero, no demuestra ningún desafío más que continuar con la misma línea que venían trazando todos sus otras películas.

calificacion_3

 

 

 

The Beguiled, de Sofia Coppola (Estados Unidos, 2017 – Competencia Oficial)

Es difícil poder apreciar un film como The Beguiled (2017) luego de haber visto la obra maestra de Don Siegel, estrenada en 1971.

Calificada como una adaptación de la obra literaria y no una remake, según las palabras de su directora, The Beguiled versión Sofia Coppola es un relato refinado, visualmente preciosista y con un cast deseado. Ahora, con esa imposibilidad, a no poder dejar de compararla con la anterior, surgen atisbos de falta de conexión entre personajes, situaciones que se resuelven de manera forzada, dejando de lado la efectividad de la obra de Siegel; aquí el trato de la crueldad, por ejemplo, que alguien cometa una atrocidad pasa al otro día como si nada hubiese sucedido. Circunstancia que en la obra de Siegel estaba mucho más marcado y desarrollado.

Por alguna razón, Coppola quitó algunos tópicos que estaban presentes en la de Siegel y eran fundamentales para continuar haciendo una descripción de los personajes, como la esclavitud, el incesto y hasta la visita de soldados sureños a esta especie de mansión habitada solo por mujeres.

La labor de Nicole Kidman está muy bien; cumple en dar esa sensación de madraza fría y sobreprotectora, como si hubiese creado un submundo dentro del internado en el que, cual nodriza, adoctrina a un grupo de menores mujeres. El mismo rol, interpretado anteriormente por Geraldine Page, era increíble, al igual que lo que ocurre si se compara la labor de Colin Farrell con la de Clint Eastwood.

calificacion_2

 

 

José Luis De Lorenzo | @josedelo

Nuestra cobertura completa del festival.

Nuestra cobertura vía Instagram.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.