Coberturas Anteriores

18.08.16
5º Festival de Cine Nac. Leonardo Favio _ Festivales

5º Festival de Cine Nacional Leonardo Favio: Día 5

Miércoles 17 de agosto.

Fecha patria en todo el país, y también una fecha más del festival de cine que se está desarrollando en Bolívar.

Empezó con el documental El Perro de Ituzaingó, de Patricio Carroggio (acerca de Raúl Perrone, cineasta argentino independiente por excelencia), y más tarde, siguieron las tandas competitivas de cortos y largometrajes. A Durazno, de Francisco López Ríos, le siguió Campaña Antiargentina, de Alejandro Parysow. Después, Reconocimiento, de Celina Font, fue el aperitivo para la premiada Paula, dirigida por Eugenio Canevari.

 

El Perro de Ituzaingó, de Patricio Carroggio (Competencia documentales), por Ximena Brennan

Perro que ladra no muerde

Al fin a alguien se le ocurre hacer un documental sobre este personaje tan peculiar del cine independiente. Porque cuando decimos “Raul Perrone” (P3ND3JOS, 2013) hablamos de una marca ya registrada del cine de bajo presupuesto, minimalista, con rodajes de pocas horas y sin planificar, con equipo técnico pequeño y con un especial trato con sus actores.

Patricio Carroggio filma El Perro de Ituzaingó en blanco y negro-homenajeando al singular estilo de Perrone-. Viaja por los recovecos de la casa pequeña donde se está rodando una de sus obras. En un momento se lo escucha decir a Perrone “Labios de churrasco”, el nombre de uno de sus films, pero seguramente no sea ese del que se muestra todo el detrás de escena.

Aquí  Perrone dirige con intensidad a actriz y actor contra una pared oscura de fondo, maquillados exageradamente, como si fueran mimos- ella más al estilo geisha. La mirada de Carroggio es por demás interesante desde el punto de vista de los planos y enfoques. Se anima con confianza a interponerse entre un cineasta con un carácter especial y los artistas que escuchan pacientemente -entre risas y algunos llanos- al director que por momentos muestra su costado más frío.

No me gusta el dinero. No me sobra. Siento repulsión por aquellos que lo buscan”. Frase contundente que escuchamos mientras la cámara mira fijamente a los ojos a Perrone. Podemos disfrutar de éstas y otras declaraciones brillantes, como cuando se enoja porque la yerba del mate que le comparten no es la que él utiliza habitualmente. Los que seguimos su trayectoria  y los que alguna vez tuvimos la suerte de hablar con él, sabemos cómo es este Perro. Y por eso amamos este documental.

calificacion_4

 

 

 

Campaña Antiargentina, de Alejandro Parysow (Competencia Largometrajes), por X.B.

Ensayo sobre la argentinidad

Campaña Anti Argentina es desopilante por donde se la mire. Esta comedia por demás brillante de Alejandro Parysow (destacado editor de grandes películas nacionales como Aballay y musicalizador de exitosas tiras de televisión), nos lleva a una historia que podría ser perfectamente real: la locura, la obsesión, el legado familiar; lo que convertiría a este film en un buen drama.

Pero Campaña Anti Argentina va más allá. Con toque paródico, la película se plantea la existencia de una supuesta Logia que quiere destruir la Argentina barriendo con nuestros emblemas (el churro casero en realidad no es nuestro, nuestra bandera heredó sus colores de la Corona Española, etc.) Un planteo ridículo- en el buen sentido- de toda una conspiración de masones que asesinaron a Carlos Gardel y le inventaron el doping a Diego Maradona.

Esta historia involucra a Leo J (Juan Gil Navarro), actor y cantante cheto que hereda una enorme mansión. Revolviendo viejos trastos, encuentra documentos referentes a esta campaña. A partir de allí, la existencia de Leo se vuelve cada vez más dramática y se plaga de eventos desafortunados. Con testimonios desopilantes de Adrián Suar y Andy Kusnetzoff, y con Fernando Spiner cambiando su nombre, el film de Parysow suma muchos puntos a su favor. Es evidente, además, la mano de Pablo Marchetti (director de la Revista Barcelona) en el guión. Un tipo de humor tan peculiar como éste tenía un responsable al fin y al cabo.

La propuesta aquí entonces es “pasear” al espectador por ese mar de dudas del personaje e ironizar sobre las contradicciones de la idiosincrasia argentina. Una oferta ácida en un festival íntegramente nacional. Un acierto para quien decida verla.

calificacion_4

 

 

Ximena Brennan

brennan@asalallena.com.ar | @AnXieBre

Entrevista a Alejandro Parysow.

 

Paula, de Eugenio Canevari (Competencia Largometrajes), por Matías Orta

La diferencia de clases es un tema recurrente en el cine. Muchas veces el enfoque es superficial, poco creíble. Pero en los mejores casos, los films resultan retratos descarnados de cómo funciona el mundo. Paula pertenece a este último grupo.

Paula (Denise Labbate), la joven criada de una familia acomodada de la ciudad de Pergamino, descubre que está embarazada de su ex. Sabiendo que no puede tener al bebé sin que la echen del trabajo, acude a una clínica para hacerse un aborto, pero el precio es demasiado elevado para sus humildes bolsillos. Comenzará a buscar la manera de recaudar dinero sin que se den cuenta sus patrones, ocupados en el festejo del cumpleaños de Nachi, uno de sus hijos. En tanto, debe ocultar su creciente panza y no despertar sospecha.

En paralelo a las desventuras de la protagonista, el debutante Eugenio Canevari le imprime al relato un estilo cercano al de Lucrecia Martel en La Ciénaga, mostrando las miserias de personas de clase alta en un lugar aislado, donde la ostentación y la pose son más importante que el amor y el respeto hacia el prójimo; donde la frialdad no se modifica ni siquiera a la hora de sacrificar un perro que devora a sus crías. Además, mediante la joven protagonista, también presenta a personajes de clases más bajas, trabajadores. La premisa no resulta muy novedosa y el final no tiene un cierre concreto. Así y todo, se rescata el modo en que el director cuenta la historia, evitando ciertos lugares comunes y las sobreexplicaciones (nunca se pronuncia la palabra “aborto”, por ejemplo).

Denise Labatte es la gran revelación. Debe cargarse al hombro la película, componiendo un papel complejo, que debe nadar contra la corriente, y lo hace con economía de recursos, de manera que el espectador empatice con sus problemas. El elenco secundario no se queda atrás, empezando por los tres hijos de los dueños, quienes tienen más afinidad con Paula que con sus propios padres (la nena más chica le dice “Mamu”). La utilización de planos fijos permite captar el trabajo naturalista de cada actor.

Paula tiene sus hallazgos y demuestra que las clases más altas suelen ejercer una oscura impunidad.

calificacion_3

Matías Orta

orta@asalallena.com.ar | @matiasorta

Entrevista a Eugenio Canevari.

La cobertura que estamos haciendo del festival.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.